MEMBERS



Recomiendo esta página




Para obtener noticias y eventos de la ICM, pueden formar parte de nuestro servicio noticias en línea!


El sector abarca una amplia gama de actividades económicas, desde la construcción de viviendas y su renovación a los mayores trabajos de ingeniería. La actividad de la construcción se divide generalmente de forma similar entre la construcción de viviendas, la edificación no residencial y los proyectos de ingeniería civil.

El tamaño de las empresas de construcción varía desde los trabajadores autónomos hasta las empresas multinacionales. La mayoría de las empresas implicadas están especializadas en función del tipo de trabajo y del lugar en donde funcionan. Generalmente, los materiales de construcción y los componentes, maquinaria y equipamiento, se compran o se alquilan (subcontratan) de otras empresas. Los servicios de diseño y de ingeniería generalmente también se proveen por entidades absolutamente dispersas.

La construcción es diferente de otras industrias. Primeramente, sus productos se producen o están montados en el punto de consumo, lo que implica que la mano de obra ha de tener movilidad.

En segundo lugar, el papel y las responsabilidades de cada participante en el proceso tienen que quedar definidos legalmente. El marco institucional de la industria es en gran parte único en cada país o Estado, dando a las empresas locales, ventaja en el proceso.

El sector no es solamente un gran empleador en términos de empleo - alrededor del 7 por ciento de la mano de obra - sino también uno de los pocos sectores que ofrece empleo a los menos cualificados. La escasez o los altos costes del empleo han conducido a muchos países de renta alta a la mecanización de las actividades, así como a la transferencia de la producción de componentes a las empresas donde pueden establecerse procesos de producción intensiva.

En muchos países en vías de desarrollo, muchos trabajadores trabajan en el 'sector informal' o en pequeñas empresas. El uso de la contratación está generando una gran inestabilidad en el empleo. La mayoría de los trabajadores trabajan por obra, sin contar con un seguro para los períodos de desempleo o de enfermedad, la inseguridad en el empleo y la carencia de la protección social (son los denominados "falsos autónomos"). Además, la industria explota a muchos trabajadores migrantes. La mayor parte ilegales, tiene salarios y condiciones de trabajo lejos de ser decentes.

La manera más eficaz de asegurar la protección de los derechos de los trabajadores en el puesto de trabajo es mediante la legislación y la regulación normativa. Trabajamos con la organización internacional del trabajo (la OIT) para presionar para la puesta en práctica de estándares decentes de los trabajadores y con el Banco Mundial para incluirlos en los contratos relacionados con sus proyectos.

La promoción de la dimensión social de un desarrollo sostenible en el crecimiento económico, la conservación del medio ambiente y la sociedad es crucial. La protección es un derecho humano fundamental para todas las personas y, combinado con el desarrollo urbano, es un generador para el desarrollo económico y el empleo.